BLOG

Marcha Nórdica y recomendaciones en salud mental

Categoría NOTICIAS | 28 Jun

En el marco del 1er encuentro Iberoamericano Virtual de Marcha Nórdica celebrado en la ciudad de Mar del Plata, hemos tenido la participación de muchos profesiones que expusieron diversas temáticas. Entre ellos, Viviana Hernández, especialista en Psiquiatría y Psicología y alumna de Marcha Nórdica - Grupo Urbano de La Plata, nos presentó una ponencia sobre esta actividad física y sus beneficios en salud mental.

Enfocada desde su profesión pero además basada en su experiencia personal como practicante de esta modalidad, nos contó que eligió la marcha nórdica ya que su expectativa era encontrar una actividad física aeróbica que pudiera practicarse al aire libre, que la ayude en el proceso de adelgazamiento y que mejore su postura, ya que por su trabajo, permanece  sentada e inactiva durante muchas horas al día.

En su exposición, relata que no solo encontró en marcha nórdica todo eso que buscaba, sino que en poco tiempo se vio integrada dentro de un grupo humano maravilloso, siendo parte de un equipo en el que se fomenta la unión, y creando nuevos lazos afectivos con personas que se ayudan mutuamente a atravesar dificultades, apoyándose permanentemente. Pero además, por todos estos factores, consiguió lograr adherencia a una actividad para sostenerla en el tiempo, algo que le estaba costando alcanzar.

Como especialista en salud mental, recomienda la marcha nórdica a pacientes que sufren cuadros de depresión, trastornos de ansiedad generalizada, trastornos de pánico, algunos tipos de fobias, situaciones de estrés, y destacó que, según la Organización Mundial de la Salud, una de cada cuatro personas va padecer algún trastorno de este tipo, afectando no solo a la persona, sino a esas familias que la acompañan.
Todas estas afecciones se encuentran dentro del área afectiva, es decir, que están relacionadas con las emociones, y la marcha nórdica tiene un potencial efecto terapéutico cuando hay una patología instalada, pero además tiene un efecto positivo preventivo de salud a nivel mental que puede evitar el desarrollo de cualquiera de estas patologías

La profesional, explicó que la siquiatría estudia al individuo en 3 áreas o esferas:

Desde la esfera cognitiva, apunta al conocimiento y evalúa si la persona nos está atendiendo, si percibe lo que pasa a su alrededor, si tiene memoria alterada o conservada, como está su pensamiento, como está su lenguaje y su juicio.
Desde la esfera o el área volitiva, que ver con la voluntad, estudia los impulsos, las motivaciones, los deseos a realizar alguna actividad, etc.
Desde la esfera afectiva: apunta a las emociones, las pasiones, los estados de ánimo que puede tener esa persona, en esta última área, destaca que cuando surge un evento se desencadenan 3 sucesos: la emoción misma, que llega inmediatamente después de ese evento, lo que piensa la persona de esa emoción o situación que está viviendo, y la activación física, reacción o descarga corporal. Un ejemplo que citó fue lo que nos pasa a veces cuando se produce un choque entre dos vehículos, el cual sería el evento en sí. A partir de ahí se genera una emoción que puede ser por ejemplo, “enojo”, de esa emoción llegan los pensamientos, como por ejemplo “que la culpa la tiene el otro” y esto, sumado a unas las pulsaciones elevadas por el mal momento, puede llevar a la persona a una pelea o discusión.


Sobre las emociones nos cuenta que están relacionadas con el estrés y que son adaptativas. Hay muchos tipos diferentes: alegría, miedo, sorpresa, tristeza entre otras y que está bien tenerlas porque por ejemplo, pueden protegernos. En este sentido, fueron varios los ejemplos que mencionó:
En una situación donde hay una tormenta muy fuerte, la persona siente miedo, esa emoción hace que busque un lugar donde no corra peligro.
Desde lo social también son valiosas: Si entramos a un negocio y la persona que me atiende sonríe, seguramente me agrade e impulse a comprar su producto, sin embargo si esa persona está con mala cara, lo más probable es que no compre nada y me quiera ir.
Si estoy en el trabajo y tengo un problema, con el jefe, posiblemente la emoción que perciba será mala, lo percibo como algo malo, pero también dependerá de cómo lo razono, de cómo lo estudio o analizo.
Claramente, mientras que para unos este estrés puede resultar una amenaza, para otros puede ser indiferente o gestionarlo de manera que no le afecte.
El problema viene cuando ese estrés, que es necesario, perdura en el tiempo porque se torna perjudicial. Por lo tanto, es importante saber transitar las emociones que generan estrés, aprendiendo a manejarlas.

Beneficios a nivel salud mental por los que recomienda la práctica de marcha nórdica

Aumenta la liberación de endorfinas, sustancias que tienen la formula química muy similar a la morfina y actúan como si fueran un analgésico. Generan en el organismo un estado de relajación.
Incrementa los niveles de dopamina: Relacionada con el placer. Si con la MN levanto los niveles de dopamina, me puede ayudar en la coordinación de los movimientos, por ejemplo.
Libera serotonina, neurotransmisor que actúa sobre con la depresión.

Además, la marcha Nórdica, regula el sueño, el descanso nocturno. Fundamental para restaurar el cerebro. Al dormir se produce una síntesis de proteínas, tiene efectos en el sistema inmunitario sobre la conservación de energía, sobre el procesamiento emocional.
Las emociones que tuvimos en el día las procesamos en el descanso nocturno.

Mejora las funciones cognitivas: la atención, el pensamiento. Se libera un efecto neuro protector, que multiplica las neuronas y nos hace pensar con mayor claridad, aclara los pensamientos y nos hace más creativos.

Mejora las relaciones interpersonales: Muchas veces las personas van quedando solas, porque fallecen sus padres, porque se van los hijos y porque les cuesta integrarse o decrece la capacidad de generar vínculos. Por esos motivos se sienten mal causando depresión, ansiedad enojos. Esa soledad es contrarrestada con la MN cuando se practica en grupo, porque se generan lazos afectivos muy fuertes y genera pertenencia en los grupos. Desde el aspecto lúdico, genera empatía: trabajar en equipo. Ponernos en el lugar del otro, estar mirando al otro: puede, bajemos el ritmo, ayudar al otro.
Y muchas veces ligado a estos factores viene la adherencia a la actividad, que hace que la persona permanezca en el tiempo practicando una actividad física que tiene efectos muy positivos para su salud.

Resumiendo, en su participación Viviana destacó entre otros, 4 principales beneficios en salud mental: Reducir el estrés, mejorar el descanso, mejorar las funciones cognitivas, mejor las relaciones interpersonales.

                                                                                                                               
Artículo de Viviana Hernandez - Matricula 115604
Médica especialista en Psicología y Psiquiatría
Docente de la Universidad Nacional de La Plata - Medicina

Marcha Nórdica La Plata - Grupo Urbano
https://www.facebook.com/marchanordicalp/
Profesor Gustavo Quiroga
Teléfono: +54 221 540 51 31
                                                                                                                                   

 

Mas notas

Contáctenos

  • Email: info@marchanordica.com.ar
  • Website: www.marchanordica.com.ar
  • Cel:223 6161485